Spanish English French Italian Portuguese

Caso: Jonathan Reed

ODISEA LINK

Y si no el más polémico, sí uno de los más controvertidos e increibles. El encuentro del Dr. Reed con un extraterrestre en 1996 y las consecuencias que dicha experiencia sigue acarreando a nivel mundial se han inscrito en forma indeleble en los anales de la historia ovni.

El 15 de octubre de 1996, el Dr. Jonathan Reed, especialista en psicología infantil, durante un paseo con su perra Suzie en las montañas Cascada, al noroeste de Seattle en Estados Unidos, tuvo un encuentro con un ser supuestamente extraterrestre. El extraño ser fue atacado por la Golden Retriever y se defendió matando a la perra en una forma por demás extraña: la volatilizó, a pesar del gran tamaño del animal.


Con una mezcla de miedo y enojo, Reed defendió sin éxito a su mascota, golpeando con un leño al supuesto alienígena hasta abrirle la cabeza y dejarlo sin sentido, y aparentemente muerto.
El Dr. Reed, consternado por la traumática experiencia, se percató de la presencia de un extraño objeto levitando en las cercanías de la zona, gracias a un zumbido que percibió y que paulatinamente lo hizo sentir náuseas. Al acercarse al objeto, sus malestares se acentuaron, generándole vómitos y diarrea, en un cuadro de deshidratación aguda y repentina. Reed llegó a un grado tal que no podía sostenerse en pie, y pensó que moriría en ese paraje boscoso.
Después de algunos minutos recordó que en su mochila de excursionista traía consigo una cámara fotográfica y una de video, y decidió sacarlas para documentar lo ocurrido, ademas queria hidratarse porque tambien cargaba una botella de agua. Lo consiguió con grandes esfuerzos, y posteriormente envolvió el cuerpo del supuesto alienígena en una sábana térmica que también llevaba consigo, sin saber si esconderlo o llevarlo a otro sitio. Finalmente, lo llevó a su jeep, dejándolo luego en la nevera del garage de su casa. Reed paso a la casetilla del guardabosques al salir de la reserva  pero no encontro a nadie en esa oportunidad.
Sin poder creer lo que estaba viviendo, Reed llamó a su amigo Gary para que le ayudara a manejar la situacion, quien pudo observar el cuerpo del ser supuestamente extraterrestre aparentemente muerto. Al cabo de dos días de permanecer dentro de la nevera, sorprendentemente recuperó su vitalidad y movimiento, estableciendo una relación con Reed basada en gritos, sonidos y actitudes. Después de unos pocos días, Jonathan Reed trató de comunicarse con la criatura e intentó alimentarla, pero ésta rechazaba todo tipo de comida. Sólo tomaba agua, y parecía preferir estar en el refrigerador. Según comento Jonathan, algo extraño sucedia ya que al acercarse al ser, este parecia imprimir de alguna manera pensamientos en su cabeza, es decir, parecia existir algun tipo de comunicación telepatica.
Durante los dias posteriores unos hombres vestidos totalmente de negro visitaron a Jonathan, lo amenazaron y amedrentaron para que no publicara su experiencia y se olvidara del asunto, ademas de quitarle todos sus registros legales si se disponia a hacer publico su caso.
Al noveno día del suceso, Jonathan Reed regresó a casa y encontró varios coches y camionetas estacionadas alrededor de su casa. Prudentemente decidió irse, y regresó después para encontrar su casa literalmente demolida y todas sus cosas robadas. Los muros de la casa estaban abiertos, el piso del suelo levantado, el mobiliario destrozado, la basura saqueada y las puertas del garaje desprendidas de los muros y aventadas. El congelador y la criatura ya no estaban, y tampoco gran parte de las evidencias conseguidas. En el patio de su casa habia agujeros cavados cada 30 cm, obviamente algo buscaban. Cuando Reed llego a la cochera donde se encontraba el refrigerador con la criatura, solo encontro huellas de agua en el piso que se dirijian hacia la pared, como si esta hubiese escapado por una especie de portal en la misma.
A partir de entonces, y gracias a una serie de llamadas pidiendo ayuda y orientación a las organizaciones dedicadas al estudio del tema ovni en Seattle como la llamada “La Alianza” por el propio Reed, comenzó una persecución, que consistió en borrar su identidad y en intimidar a sus amigos, llegando inclusive a provocar la muerte de algunos de ellos.
De esta forma, el Dr. Jonathan Reed comienza una vida de persecución y de ataques personales y a sus amigos, a raíz de la publicación de un libro relatando su encuentro con este ser, comienza una serie de presentaciones personales, acompañado de tres investigadores que se han dado a la tarea de redocumentar su vida anterior al incidente para sustentar esta experiencia. Una experiencia, una historia que parece de ficción, pero que tiene elementos suficientes para demostrar su autenticidad y su realismo.
Personalidades como el exmilitar de la Armada norteamericana Dan Mack Evoy dan fe de las experiencias de Reed, al asegurar que realmente Reed si tuvo una vida como Psicologo teniendo Dan acceso a los registros de las notas de Reed por parte de sus maestros de secundaria y universidad, realmente tenia una perra y realmente tenia una vida normal como cualquier ciudadano, esto por cuando Mack Evoy se acerca a la familia de Reed y recoge su testimonio.

El Ser

La criatura medía 1.2 metros de altura y pesaba cerca de 50 libras. Usaba un traje negro de una pieza que cubría sus manos y pies, y el mismo material cubría las zuelas de sus pies. Su piel era densa y sin pelo, de color rosa-azulado después de haber sido golpeada, y café claro después de que se recuperó. Sus manos tenían 5 dedos muy largos para el tamaño de la criatura, que se podían sentir a través del guante del traje, el cual tenía tres partes juntas. No habían signos de órganos sexuales. Jonathan Reed trató de cortar el traje varias veces; las dos primeras se volvió a unirse como si fuera un tejido líquido, y la tercera no pudo cortarlo. Mucho se especuló acerca de que el traje estaba constituido por algo como nanotecnología, y es posible que ayudara en la recuperación de la criatura.

El Link

Jonathan Reed encontró un dispositivo cerca de la criatura cuando se disponia a envolverlo en la manta termica en el bosque. Pudo haberse desprendido del brazo del ser durante la lucha con Suzy o cuando Jonathan lo golpeó. Se le ha nombrado como el "Link" (Enlace), y Jonathan Reed cree que puede ser un control o enlace entre el supuesto extraterrestre y el Obelisco, como llamo al vehiculo flotanto en el bosque cerca de los acontecimientos.
Analizado por la Universidad de Osaka en Japon, mide aproximadamente 4 x 3½ pulgadas de ancho y tres diesiseisavos de una pulgada de grueso, con apariencia esposa o brazalete. Pesa 107.3 gramos (3.75 oz) y tiene un color plateado extremadamente reflectante. La composición del material es una mezla radical de polímero de silicio y aleacíones de berilio-aluminio con manganeso, cobre, zinc, bismuto, oro y otros constituyentes, que dificultan su reconocimiento. Visto con un microscopio, el material negro debajo del metálico revela una estructura celular como de una planta. Parece ser como si el material estuviera comprimido con el traje de la criatura, y actuara algunas veces como si estuviera vivo.
Esta contruido en su superficie por diminutas capas de materiales conocidos y desconocidos hasta la fecha, algunas de estas capas tienen solo 2 micras de grosor, siendo que un cabello humano tienen hasta 10 micras de grosor, es extremadamente delgado. Su superficie parece haber sido esculpida o hecha a mano, siendo una obra maestra de la metalurgia.
En intérvalos aleatorios, el Link emite una pequeña ráfaga de radiación que no traspasan el objeto. Pudo haber estar conectado a su usuario, pues tiene tres agujas de oro que atraviesan el traje, la piel y pueden penetrar en algunos nervios específicos en el antebrazo. En la base de cada aguja de oro, contiene elementos adicionales. Cuando el brazalete abierto fué puesto en contacto con el traje durante una de las comprobaciones de Jonathan, se volvió flexible y automáticamente se cerró alrededor del brazo de la criatura, de alguna manera unido con el traje. Se cree que la sustancia del polímero de silicio lo ayuda a cambiar de un estado rígido a uno flexible.
En la parte de afuera del artefacto están inscritos cuatro símbolos inusuales. Sólo se reconoce uno que es similar a otro que aparece en el Obelisco de la pirámide de Giza en Egipto. Todo indica que objeto prueba la procedencia extraterrestre del ser, por su composición y comportamiento.
En el año 2001, el Dr. Reed fue invitado por el investigador Jaime Maussan a dar unas conferencias y una entrevista en un programa de televisión en México. De forma inesperada, ya que no estaba previsto, el Doctor Reed mostró el Link a un grupo reducido de personas en su habitación del hotel el Link. Para protejerlo de daños y del ambiente, estaba dentro de un envase especial.

Análisis de las Muestras del Fluido y de los Tejidos

El Dr. Reed obtuvo del ser muestras de tejido y de fluido coporal, que fueron tomadas de la cabeza golpeada del extraterrestre. La muestra de sangre fue tomada de los fluidos de la herida, mientras que las muestras de los tejidos fueron cortadas de los bordes de la misma. Se trata de muestras pequeñas, como la quinta parte de la goma de borrar de un lápiz.
La muestra del fluido se disecó y fue rehidratada para el análisis. Oxígeno, dióxido de Carbono y gases de nitrógeno fueron encontrados en ella, así como extremadamente altas cantidades de Sulfato de Cobre y la presencia de glóbulos rojos y blancos con núcleo elevado. El material no coincide con la sangre terrestre, y fue sometido a un estudio con electrólisis de gel para determinar su tipo de cromosomas. El resultado reveló 46 cromosomas, igual que los seres humanos, pero nueve de estos cromosomas no estaban asociados con los de tipo humano, sino con los que se encuentran en los delfines y ciertas tortugas. En la actualidad no hay en la Tierra tecnología para crear estos cromosomas.
En cuanto a los tejidos, se hicieron 4 muestras. Las dos primeras contenían piel y músculos unidos. La piel, muy similar a la epidermis humana, era más elástica que ésta y sin pelos ni folículos, pero con la mitad de células sebáceas o glándulas sebáceas en las mismas condiciones que la piel humana. Su mayor parecido, aunque no es totalmente igual, corresponde a la piel de un reptil. El tejido muscular se parecía al músculo occipital de un humano, pero de color amarillo-rosa. Otro músculo parece ser el temporal facial similar a los humanos. Los tejidos musculares fueron encontrados juntos a la piel. Tampoco estas muestras se parecen a nada conocido en la Tierra.
Los últimos dos tejidos contienen materia cerebral. Una muestra parece ser la bolsa del aislante del cerebro con el cráneo. Aunque parece piel de reptil, contiene extrañas estructuras que no se encuentran en ninguna de las especies de la Tierra. Algunos tejidos del exterior del cerebro fueron encontrados juntos a la muestra. Contiene, además, varias estructuras extrañas con apariencia de nervios largos que emergen del cerebro y regresan por debajo de éste. Tampoco las muestras del cerebro no son parecidas a ningún tejido que se haya descubierto nunca.

El Objeto

Jonathan Reed se refiere a la nave como el Obelisco. Es una estructura asimétrica de aproximadamente 3 metros de largo por un metro de alto y 1.5 metros de ancho. El "frente" es cuadrado con los bordes redondos, y Reed describe su superficie negra como de piedra con cierta profundidad y fría como el hielo seco, puesto que dejó una quemadura en su mano cuando lo tocó.
El objeto emitía un ruido rítmico que el Dr. Reed describe como armónico a veces y desagradable otras tantas. Estos sonidos parecieron “reaccionar” al cambio en respuesta a acontecimientos circundantes. Al parecer absorbía el sonido y parecía proyectar algún tipo de campo energético por abajo. Jonathan Reed limpió la vegetación que estaba debajo de la nave con una rama y sintió una extraña resistencia que se movía a través de la maleza. El tiempo mismo parecía distorcionado alrededor del objeto.
Al día siguiente del suceso Reed y su amigo Gary regresaron al sitio del encuentro para tratar de llevarse el objeto, pero ya no estaba y el área parecía normal. Era como si el evento nunca hubera ocurrido.

Muestras de Tierra

 Zohar Gutierrez Garcia, especialista en Medicina Nuclear en Mexico es otra de las personas cuya investigación ha dado veracidad al caso. Realizo un analisis minucioso de muestras de tierra de la zona donde los hechos ocurrieron, tambien se analizarn cortezas de arbol.
Las muestras que estan cerca del Obelisco o debajo de el presentan actividad radiactiva de fondo, dentro de los parámetros normales.
Pero las muestras de zonas a 10, 20 y 100 metros específicamente muestras una radiactividad mas pronunciada coincidiendo esto con la interferencia que se ve en el video Reed al acercarse al objeto, donde subitamente la señal parece distorsionarse a cierta distancia del Obelisco por alguna razon desconocida.
No existe una explicación contundente a dicha radiación. Uno podria especular aseverando que probablemente los malestares que sintio Reed durante la experiencia, ademas de la perdida de señal de video; son una muestra de que algun tipo de campo magnetico intenso de origen desconocido irradiaba ya fuera del ser o del Obelisco, incluso ambos. Similares síntomas  se ha dicho que experimentaron los participantes del famoso Experimento Filadelfia, durante una exposición prolongada a estas energias. Se ha sabido que existe una relacion demostrada y real entre la alteración geomagnetica y el lugar donde aparecen los llamados OVNIS o donde se presentan experiencias de contacto con estas inteligencias, esto entre otras tantas manifestaciones.

El Mensaje

Durante esta asombrosa experiencia, la criatura le comunicó al Dr. Reed que él era miembro de una familia universal de seres que están, de hecho, profundamente conectados a través de Creador común (Dios). También comunicó a Jonathan Reed que la humanidad está al borde de un cambio de paradigma; de ahí el gran interés de todas las criaturas que nos están visitando.

Entrevista a Harold Chacón

El 16 de junio del 2001, el investigador Daniel Muñoz se trasladó a la ciudad de Seattle, en los Estados Unidos, para realizar una investigación mas profunda del caso Reed. En aquella ocasión se entrevistó con distintos testigos del caso, entre los cuales se encontraba Harold Chacon, biólogo graduado de la Universidad Pontificia de Puerto Rico, y quien tuvo que dejar esta institución a raíz de su involucramiento con el caso Reed, ya que precisamente él fue quién realizara los análisis a las muestras de tejido y sangre que fueron tomadas al ser extraterrestre.

Transcripcion a la entrevista a Harold Chacon.

“Cuando conozco al Dr. Reed, él me informa que hay unas muestras que tienen que ser analizadas, habiendo un grupo de científicos amigos de la Universidad de Washington que estaban trabajando. Eran los doctores Wessels y Haggit, que habrían analizado una muestra pequeña de tejido y en un tubo de ensayo había un líquido, que a simple vista, parecería sangre. Se hicieron las pruebas y fueron fascinantes, porque se encontró que parte del tejido era piel; tejido conectivo, hueso y otros dos tejidos unidos, como un corte seccional. La muestra era bien pequeña, pero era suficiente para encontrar realmente de qué se trataba. Se encontraron glándulas sebáceas, no tenía tampoco folículos de vello. Cuando seguimos, encontramos hueso, hueso craneal, se pensó. Pero se encontraron estructuras que no están catalogadas en la ciencia; salían unas estructuras que parecían unos tubos, y esos tubos volvían otra vez como una conexión desde la base de la capa molecular saliendo fuera y entrando otra vez. Con conexión a unas células que se conocen (como) las células de Purkinge. No tenemos idea cuál es el uso de eso, no existe evidencia en los anales de la ciencia terrestre de estas estructuras.”
“Se buscó en bancos de datos computarizados, tratando de encontrar algo que por lo menos se asemejara y nunca se encontró.
Otra cualidad bien interesante del tejido cerebral es que los axones, que serían parte de las células cerebrales, el final de las dendritas, era redondeado. Después se hizo el análisis de lo que parecería ser un líquido rojizo, oscuro, sangre. Cuando se hizo el análisis microscópico se encontró que realmente era un tipo de sangre. Esta sangre no había forma de definirla ni de catalogarla. Otra cualidad es que al pasar por el proceso de la hematopollesis, el núcleo se rompe y se convierte como en un saquito de hemoglobina. Las células contenían todavía su núcleo, y tenían también hemoglobina.
Los cromosomas eran igual que el ser humano... Pero había algo bien diferente de estos 46 cromosomas solamente 9, no tenían nada que ver con el ser humano, correspondían a otras especies que existen en este planeta, los delfines y las tortugas marinas pero no exactamente eran los mismos.
No te podría decir exactamente que era un ser humano; era una criatura producto de una ingeniería genética y biológica demasiado avanzada para lo que tenemos hoy día en nuestro planeta. Diría tecnología del siglo XXII, si acaso llegamos a ese punto.
Otra cosa que encontramos fueron trazas de sulfato de cobre en todos los tejidos; eran dos o tres veces mayores de las encontradas en muchos organismos. Supone esto que a lo mejor la criatura de donde provenían estas muestras estaba expuesta a descargas magnéticas bien altas.
Estos análisis se hicieron en otras universidades y en otras áreas. Pero de pronto en todos los laboratorios donde se trabajó, todo se desapareció. Todo. Vino una compañía o quizás debería decir “brigada” y limpiaron todo. Desaparecieron las neveras completas. Los doctores Wessels y Haggit son personas bien prominentes dentro de la Universidad, se consternaron mucho.
Todo lo que habíamos examinado era como estar enfrente al nuevo mundo. Era como decir: “Esto es el Premio Nobel”... habíamos descubierto uno de los misterios más grandes de la civilización, que no estamos solos; podemos probarlo.
Mi vida personal cambió después del suceso Reed. Hubo un momento en que todo se volvió tan y tan peligroso que yo tuve que hacer un acto de desaparición del ámbito social por un tiempo... Y si estoy haciendo esto, es para ayudar al Dr. Reed, a Jonathan.
Los grupos y las organizaciones que se encargan de detener esta información son poderosísimas. Estamos hablando de grandes elites que se mantienen escondidas pero manipulan y tienen muchísimo poder internacional.
Decidimos que una vez que se encontrarán las muestras, se estudiasen completas y se mandaran a otras universidades que pudiesen corroborar la experimentación que se hizo, se iba a llamar a la prensa y sobre todo a la comunidad científica, para exponer el descubrimiento, pero todo lo hicieron desaparecer rápidamente.
También hay que tener en cuenta cuál es el impacto en el ser humano, saber que no estamos solos.
Sabemos hoy que es una criatura que no vive en esta atmósfera, pero la puede tolerar, ha estado en contacto y tolera la atmósfera. ¿Qué tipo de criatura era? ¿A qué tipo de especie pertenece? ¿Cuál es su agenda? ¿Por qué estaba aquí? No tengo ni idea... Me encantaría preguntárselo. El germen de la vida viaja por el Universo entero, y yo creo que esa es la relación que tenemos... Y lo más probable es que tenemos una misma base molecular.
Esta criatura no es solamente biológica. En la muestra de masa encefálica habían unas estructuras que no eran biológicas, eran microscópicas, a nivel subatómico, pero no eran de orden biológico. Podría ser Nanotecnología o quizás la evolución de lo que es la Nanotecnología. El alcance de todo esto abre las puertas de la tecnología y unifica la Biología con la Química y la Ingeniería. Esto es la mezcla de todo funcionando en pro de un solo organismo; es lo que, a través de la Historia los seres humanos hemos tratado de hacer.
Y yo tuve la oportunidad de verlo funcionando. Es increíble. Es como cuando el Gran Almirante descubrió tierra y gritó: “¡Si lo encontré; es verdad, lo encontré! Tenía razón, todo el tiempo tuve razón”... Pero bueno... A veces hay que... esperar. Esperaría toda la vida, pero ya vi y toqué, y para mí estoy totalmente convencido de que no estamos solos.
A nivel humano, mi posición es seguir. Hay cosas que son por suerte inevitables, y hay ciertos grupos que tratan de callar la verdad.
Tengo todavía algo que me quedó de estos análisis, lo que tengo aquí es lo único que pude salvar antes de que los laboratorios fueran desmantelados.
Cuando estábamos entrando en las capas de masa encefálica había un fluido que se llama el fluido suparacnoide, que es una sustancia gelatinosa que funciona como material de amortiguamiento en el cerebro. En los seres humanos esa sustancia es un 90.5 líquido, y menos de un 1.5 es sólido. En esta criatura la sustancia aracnoide era 89.5 líquido y 10.5 sólido. Un sólido salino que no tiene ninguna relación con los ejemplos anatómicos humanos que teníamos. Cuanta mayor cantidad de sólidos en disolución que uno tenga en un líquido, mejor conductividad tiene. Todo depende de la atmósfera en que esta criatura vivía; igual que la sangre: Todavía no tenemos idea por la cual estas criaturas conservan el núcleo de los eritrocitos. No tenemos idea. Porque en el ser humano el núcleo se pierde, la envoltura nuclear, y da más espacio para la función de cargar oxígeno para esta criatura. La función de cargar oxígeno por lo tanto no era tan importante para esta criatura. En la mayor parte de la sangre había eritrocitos, junto a otras células parecidas y quizá tenían la misma función. Pero la bioquímica de esas células no era idéntica a la bioquímica de células sanguíneas humanas.
Basándonos en el estudio hematológico que teníamos, la muestra es de una criatura que tiene la cualidad de entrar en esta atmósfera pero que no puede vivir en ella permanentemente, tendría que adaptarse.
La muestra estaba congelada y cuando se congelan, todas estas funciones vitales bioquímicas, se detienen. No pudimos ver crecimiento en términos de la muestra de tejido nervioso, pero lo más probable es que no tuvimos tiempo para verla. La muestra se la llevaron completa. Nosotros teníamos el análisis por la mitad. Lo único que yo tengo aquí es una pequeñísima parte en comparación con todo el análisis bioquímico que teníamos. Se hicieron muchas pruebas, en Universidades de Canadá, en Japón, en Tokio, y en todas esas muestras se perdieron. Porque todas estas datas cuando se recolectó en la Universidad de Washington, desapareció.
La historia del Dr. Reed habla que este ser no murió, verdaderamente, y estuvo sin comer. Lo único que tomó fue un poco de agua. Pero... ¡Esta criatura no llegó sola!... Tienen que haber muchísimas más criaturas, y quien sabe cuán alta tecnología hay detrás de estas criaturas. ¿Cómo fue la regeneración? ¿Fue desde el organismo o fue a control remoto, desde lejos?... Ahí realmente no sabría decir.
Yo viví con la boca abierta durante mucho tiempo. Fue una aventura, es una aventura y será una aventura que no termina. Ha costado la vida de muchas personas, desgraciadamente. No hubo quien los detuviese a “ellos”.
Por mi parte me gustaría expresar al público que hay que tener a veces un poco de cuidado en cómo manejamos esta información.
Todos estamos conectados y tenemos que tener una mentalidad bien abierta y bien crítica, para poder discernir por nosotros mismos. Yo no necesito un organismo social o político que me diga qué es y qué no es... Yo puedo tomar esa decisión, y yo quiero tener el derecho de tomar esa decisión”.

Durante el I Congreso Internacional de Ufología y Vida Extraterrestre celebrado en Costa Rica el 19 y 20 de Agosto, el Dr. Reed presento su caso ante la mirada atonita del publico ignorante del mismo. (Ver crónica del Congreso)
Aunque al buscar en Internet usted se encuentra con decenas de paginas web que hablan de una manera chocante contra el caso de Jonathan Reed, como bien aseguraba en la crónica la unica manera de entender y avalar o negar el caso es conociendo en persona al Dr. Reed y escuchar lo que tiene que decir. Tanto Richard Sandi como mi persona, intercambiamos algunas palabras con el Sr. Reed.
Podemos asegurar que el Dr. Reed no busca beneficiarse económicamente de esto, es mas, se expone al ridículo y a la manipulación informativa por parte de intereses creados. Sin embargo en este sitio web tratamos de presentar los hechos tal y como se presentan sin personalismos y lo mas objetivo posible. Por ello si usted quiere informarse acerca de las pruebas -porque las hay- que hacen pensar que Reed es un fraude, a continuacion vaya a los siguientes enlaces:

http://www.ufowatchdog.com/spanish1.html

http://www.enigmasperu.org/articulo.php?id=60

Como siempre cada uno estructura su criterio en base a lo que se le informa y cumplimos con nuestra labor de exponer los pros del caso.

Fuentes y enlaces:

www.ovnis.tv
DVD documental Link: Una Odisea Extraterrestre
Dr. Jonathan Reed

www.ctv.es/USERS/seip/brazalete.htm <-- Recomendado

Publicado en Contactismo

Imprimir Correo electrónico

Sky Vegas review bettingy.com/sky-vegas-casino read at bettingy.com